domingo, 24 de febrero de 2013

The Americans

No soy muy de series de espías; ni siquiera he visto Homeland. Tampoco tenía mayor interés en ver The Americans: por principio, las producciones estadounidenses donde salen rusos me ponen un poco nerviosa, porque generalmente no tienen ni idea y lo sacan todo mal. Pero me pilló ayer una de esas tardes muertas donde no hay nada que hacer, la casa está limpia, la ropa tendida, las clases preparadas y ya he visto todas las series de la semana, y se me ocurrió darle una oportunidad. Y lo que vengo a decir es que The Americans mola.

El punto de partida es bastante simple: dos espías de la KGB tomaban un café sin saber porqué son enviados como agentes infiltrados a EEUU a mediados de los 80, donde deben hacerse pasar por un matrimonio americano medio, hablar sólo en inglés, tener hijos, criarlos sin decirles la verdad, y al mismo tiempo seguir, conspirar, asesinar, secuestrar y esas cosillas que hacen los espías. Lo malo es que su vecino es un agente del contraespionaje del FBI. Y lo más malo es que, después de tantos años fingiendo ser un matrimonio modelo y habiendo tenido dos hijos, en el episodio piloto se nos muestra que el roce hace el cariño y empieza a nacer una TSNR de lo más interesante entre los dos protagonistas.

No me gustan las series de acción/misterio/you name it que derivan en culebrón. Pero The Americans está muy bien llevada y me encanta la relación entre ellos dos. Me encanta el personaje de él, el espía ruso seducido por el American way of life que quiere entregarse al FBI para garantizarle un futuro a sus hijos, pero que al mismo tiempo es súper duro y concienzudo y lo mismo te parte el cuello que te rompe las piernas o te clava un tenedor en la mano, y luego se pone todo tierno con su mujer falsa porque secretamente está enamorado de ella. Y me encantan también los disfraces a lo Mortadelo que se pone para espiar por ahí. Muy fan de los disfraces, especialmente (a partir del tercer episodio dejan de esforzarse en lo de los disfraces y simplemente se pone unas gafas a lo Clark Kent y ya no le reconoce nadie, pero de eso también soy muy fan).

Sin embargo, la lingüista que vive en mí y parasita mi cuerpo se siente fascinadísima por una de las premisas de la serie: los espías rusos hablan inglés perfectamente y una vez que pisan suelo americano tienen absolutamente prohibido pronunciar una sola palabra en ruso. Puedo creerme eso. No mucho, pero me lo creo. Me cuesta algo más creerme que Elizabeth/Nadezhda, apenas dos años antes de irse a EEUU, tenga un acento ruso que te cagas y justo nada llegar tenga una pronunciación que ya quisiera Morgan Freeman. Pero vale, no voy a discutir por eso. Lo que no acabo de tragarme es que dos espías rusos, totalmente a solas, en confianza, hablando de temas personales, no relajen su acento ni un momento, ni suelten una sola palabra en ruso, un nuuu, un blin, un algo. Que ni las palabrotas las digan en ruso (como todo el mundo sabe, tu lengua materna es aquélla en la que cuentas números y dices palabrotas). Más aún, están los gestos. Vale que los protagonistas, en el momento en que empieza la serie, llevan más de quince años viviendo en EEUU, pero hay gestos y entonaciones que no se pierden tan fácilmente.

(Por otro lado, las dos únicas palabras que Keri Russell tiene que decir en ruso en el episodio piloto -Nadezhda y Smolensk- las pronuncia mal. ¿Qué te costaba, Keri, qué te costaba?).

A pesar de todo lo anterior, estoy enganchadísima a la serie; espero que se mantenga el nivel (y la audiencia) y pueda seguir disfrutando de ella un tiempo. Os dejo con el tráiler:


7 comentarios:

  1. Una vez lei que a esta gente le hacian una inmersion lingüistica de impresion, que primero, practicamente eran mavericks del lenguaje (yo tenia un compi ruso de departamento que hablaba espanyol con mejor acento que yo despues de dos anyos en Zaragoza... ?o seria un espia?), luego segun el rumor los metian en una especie de pueblos falsos americanos en las estepas rusas en que toda, toda la vida transcurria en ingles. Hombre, son metodos extremos, pero el que algo quiere, algo le cuesta.
    La serie pinta bien, me la guardo en la memoria para cuando se me acabe todo lo que quiero ver.
    Un supersaludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no dudo que haya métodos extremos para aprender idiomas y en Rusia he conocido gente que te habla español con acento de Cádiz y no hace ni un error, pero no me creo que en perfecta soledad con un compatriota no suelten ni una palabrota en ruso, ni se les relaje el acento ni nada.
      Pero vamos, que en esas cosas yo me fijo porque es lo mío, pero fuera de eso la serie es buenísima y engancha por completo.

      Eliminar
  2. Esto que comenta SuperWoman me recuerda a los barnetegis de Euskadi. La inmersión lingüística se puede hacer como mínimo durante 15 días, pudiendo extenderse a un mes o incluso los dos meses de verano. Para mí fue una experiencia genial: es como una especie de internado en el que toda la vida se desarrolla en euskera, sin excepción. Y habrá quien le cueste más o menos, pero estoy convencida que con este tipo de inmersiones sí es posible hacerse bilingüe -bueno, al menos habiendo tenido contacto desde pequeño con el idioma aunque no se utilice habitualmente-. El acento? Ni idea, pero yo ya sé que tengo un acento bastante particular y es muy difícil que pase incluso por vasca... x_D

    A ver si supero mi desidia de ver series...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi opinión, la palabra "bilingüe" se utiliza demasiado y con demasiada libertad... El bilingüismo puro es poco frecuente y requiere un entrenamiento específico desde la infancia. Incluso las personas que hablan en diferente idioma con cada padre tienen una lengua más desarrollada que la otra. Pero sí, los programas de inmersión pueden ayudar a adquirir un nivel más alto del idioma. Eso sí, no es la única manera. Se puede también adquirir un nivel muy alto con dos clases a la semana en una academia, si la persona tiene interés y estrategias de aprendizaje adecuadas.
      Este es un tema que me interesa muchísimo; a lo mejor un día escribo sobre él.

      Eliminar
  3. Ya tardas en escribir sobre el. Y me apunto la recomendacion.

    PD: Por cierto, creo que ya sabias que mudé mi rincón, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No! ¿Dónde? ¿Y cómo iba a saberlo? :-O

      Eliminar
    2. Comentaste en el nuevo sitio: terraliena.blogspot.com

      Eliminar

Di algo, criatura:

"Feminazi"

"Feminazi"